sábado, 5 de mayo de 2018

La relación de la verdad profética con los hermanos de Plymouth, C. I. Scofield y el movimiento Sionista


Los eventos alrededor del año 1830 marcan un cambio distinto en el curso del cristianismo. Para 1831, los amigos de Darby comenzaron a ser influenciados por sus poderosa enseñanza. Francis Newton y George Wigram lo animaron para que comenzara a enseñar la doctrina dispensacional. En diciembre de 1831, Wigram compró una pequeña capilla en Plymouth, Inglaterra. Allí, algunos de los «hermanos», como ellos se llamaban a sí mismos, comenzaron a reunirse. La enseñanza de Darby fue aceptada en forma dramática por un número de creyentes. Pronto, una congregación estimada en unas 700 personas comenzó a congregarse allí.

La pequeña iglesia no tenía nombre. De hecho, Darby expresó su deseo de que no deseaba que se convirtieran en una denominación, en el sentido convencional, sino simplemente en un grupo de estudiantes de la Biblia. Sin embargo, los curiosos reporteros de los periódicos entre ellos, creían que debían recibir un nombre de alguna clase. Por consiguiente, como se congregaban regularmente en la ciudad de Plymouth, y se llamaban a sí mismos «los hermanos», pronto llegaron a ser conocidos como «Los hermanos de Plymouth». Darby fue arrastrado junto con una ola de entusiasmo, y toda Europa fue influenciada por sus traducciones de la Biblia, sus folletos y su punto de vista dispensacional de la profecía.

A lo largo del camino, Los Hermanos publicaron himnarios y Wigram publicó la famosa Concordancia inglesa en hebreo y griego de la Biblia. Se inició un movimiento y las personas comenzaron a referirse a él, como «El movimiento para el estudio de la Biblia», el cual no fue patrocinado como tal por ninguna institución humana, pero surgió en conjunción con el movimiento misionero que se extendió a través del globo durante el mismo período.
A su muerte en 1882, Darby había sido testigo de un período durante el cual tuvieron lugar los cambios más emocionantes desde la venida de Jesús en el primer siglo.


La verdad profética y Cyrus I. Scofield

Cyrus Ingerson Scofield, editor de la famosa Biblia Anotada por Scofield, se convirtió en un importante contribuyente a este movimiento. Nació en Estados Unidos en 1843, no trabajó junto con Darby, ya que Scofield conoció a Cristo en 1879. Pese a todo, fue influenciado en gran manera por la doctrina de los hermanos de Plymouth.

Después de convertirse en abogado y político, Scofield sufrió grandes problemas personales que lo llevaron a Dios. Trabajó con la organización evangélica de Dwight L. Moody. Luego en 1883, fue ordenado ministro y director de la Sociedad Misionera Americana de Texas y Louisiana. Su pequeño folleto Trazando correctamente la Palabra de Verdad, publicado en 1888, estableció el tema de su vida ministerial como un líder en el campo del premileniasmo dispensacional.

Las notas en su popular Biblia Anotada por Scofield puso la teología dispensacionalista en manos de millones de creyentes. Él vivió lo suficiente para ver el movimiento de los judíos de regreso a Israel, la Declaración Balfour y la I Guerra Mundial, antes de su muerte en 1921.


La verdad profética y el comienzo del movimiento Sionista.


Retrospectivamente es asombroso pensar en la confluencia de acontecimientos dramáticos en el cristianismo del siglo XIX. La profecía en el Nuevo Testamento y la dispensación de la iglesia fueron redescubiertas después de 1.700 años de permanecer en el olvido. En Europa oriental los judíos intelectuales comenzaron a retornar a la Tierra Santa en una serie de inmigraciones sucesivas que convirtieron el desierto y el pantano en territorio cultivable.

La primera oleada de inmigrantes tuvo lugar en 1882, el mismo año en que el señor Darby partió para recibir su recompensa eterna. Él vio anticipadamente el retorno de los judíos a su territorio, y tan pronto como comenzó, partió al hogar eterno a morar con el Señor. A no dudar, esto no fue coincidencia. Unos pocos años después, en 1897, se reunió en Basilea, Suiza, el primer Congreso Sionista.

Aquí, una vez más, puede verse con claridad el patrón de destino de Dios. Este congreso fue el resultado de una reunión “casual” entre dos hombres importantes. En 1880, el reverendo William Heschler, un ministro episcopal que había estudiado con los hermanos de Plymouth, llegó para abogar por el establecimiento de un estado judío. Debido a su controvertida posición a favor de los judíos, la iglesia de Inglaterra lo envió a Europa. Mientras se encontraba allí, conoció a Theodor Herzl. Juntos, estos dos hombres combinaron sus energías en el establecimiento de la Organización Mundial Sionista.

Dos décadas después de la primera reunión Sionista, se alcanzó un punto importante en la historia. El 3 de noviembre de 1917 se le otorgó la Declaración Balfour a Chaim Weizmann como agradecimiento por ayudar al ejército británico. En la I Guerra Mundial, este científico judío le dio a Inglaterra una nueva forma para manufacturar pólvora de algodón para restaurar su escaso suministro de municiones.

Poco después de esto, durante los primeros días del Mandato Británico en Israel, se supo que los británicos estaban abusando fraudulentamente de los términos sobre los cuales Israel supuestamente tenía acceso a la Tierra Santa. De hecho estaban creando deliberadamente crisis tras crisis, para sus propios fines políticos y financieros.

Fue entonces cuando apareció el coronel Ord Wingate, quien servía en Israel para los británicos y fue testigo personal de todos los actos equivocados que se estaban cometiendo en contra de los judíos. Disgustado se dedicó él mismo a entrenar, organizar y ayudar a equipar al ejército de liberación de Israel. Tan convencido estaba del derecho que tenían los judíos a su territorio, que fue en contra de su propia estructura de comando para ayudar a los judíos. ¡Es increíble descubrir que Wingate había recibido su instrucción de la Biblia por medio de los hermanos de Plymouth!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario