sábado, 5 de mayo de 2018

El acuerdo de Paris es la estructura de la gobernanza global

Algunos encabezados de publicaciónes latinoamericanas demuestran que la meta del acuerdo de Paris es formar la estructura para establecer la gobernanza global, la elite mundial sabe que es necesaria una "crisis" real o fabricada para que todas las naciones del mundo cedan su soberanía y permitan ser gobernados por una entidad internacional totalitaria que les promete salvar de la "catástrofe" que se avecina si no se someten a su plan. 
Administrador de Estad firmes

El Acuerdo de París, cimiento de gobernanza global
El economista (México)
El Acuerdo de París es un hito en el proceso imperioso de construcción de instituciones globales de gobernanza ambiental en el planeta, cristalizado gracias a la sofisticación y eficacia diplomática francesa, que fue capaz de conciliar posiciones que parecían irreductibles. En los límites de lo aceptable para Estados celosos de su soberanía, tiene fuerza legal en la medida de un tratado internacional. Gabriel Quadri de la Torre
http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-empresas/2015/12/17/acuerdo-paris-cimiento-gobernanza-global


El Acuerdo de París supone un nuevo comienzo para la gobernanza global, dice China
Fox latino (Estados Unidos)
La entrada en vigor del Acuerdo de París hoy supone un "nuevo comienzo" para la gobernanza global contra el cambio climático, según destacó hoy el Gobierno de China, uno de los países más contaminantes del planeta
http://latino.foxnews.com/latino/espanol/2016/11/04/el-acuerdo-de-paris-supone-un-nuevo-comienzo-para-la-gobernanza-global-dice/print


Una reflexión sobre este tema
Por el periodista Luis del Pino

El 30 de noviembre de 2015, el día en que se inauguraba la Cumbre del Clima en la que se firmaría el Acuerdo de París, el periódico El País ofrecía un titular enormemente revelador: “150 mandatarios ensayan la gobernanza mundial del clima”. Quédense con esas dos palabras: gobernanza mundial.

No se dejen engañar: el Acuerdo de París no perseguía acabar con ningún calentamiento global generado por el hombre, porque no es verdad que la Tierra se esté calentando por nuestra culpa. Lo que se perseguía con ese acuerdo eran dos cosas mucho más importantes: dinero y poder.

En primer lugar, y yendo de menos a más importante, todo el cuento anticientífico del calentamiento global mueve mucho dinero. Robar a la gente por la cara resulta difícil, porque a ninguno nos gusta que nos roben, pero métele miedo a la gente y estará encantada de darte su dinero para que les protejas de los peligros, sean estos reales o inventados.

La figura del brujo de la tribu, que vive a costa de todos a cambio de protegerlos contra la ira de los dioses es tan vieja como la propia Humanidad.

Pero, con todo, la razón más importante para firmar el Acuerdo de París no era el dinero que se mueve de forma directa, sino eso a lo que hacía referencia con el titular de El País: el poder. El Acuerdo de París ha sido un ensayo general de eso que denominan eufemísticamente “gobernanza mudial”, y que no es otra cosa que la entrega del poder a una coalición difusa de políticos y grandes empresarios para tomar decisiones a nivel global sin el más mínimo control democrático.

Con el Acuerdo de París, quienes mueven los hilos de la economía mundial han llevado a cabo un ensayo general, tratando de ver hasta dónde es capaz la gente de renunciar a su propia libertad (y de entregar la capacidad de decisión a una oligarquía selecta) si se le mete el miedo suficiente en el cuerpo.

Es por eso que resulta tan buena noticia la decisión de Trump de dejar de respaldar el Acuerdo de París.

Fuente: http://blogs.libertaddigital.com/enigmas-del-11-m/donald-trump-y-los-sastres-del-emperador-14510/








No hay comentarios.:

Publicar un comentario